Un absurdo cortazariano.

La inexistencia de un rumbo en esta ocasión es la continuidad de la mera costumbre. Anhelas algo que no tienes, lo dibujas con la plena nostalgia de tus trazos, tu emoción por verme no es que tengas la noción presencial de lo que yo soy, anclada a tu alma; no me ves como yo soy, no ves más allá de esto, te pierdes entre mis líneas. Leer más “Un absurdo cortazariano.”

maldita circunstancia.

No puedo iniciar una vida muy lejos del cáncer de mamá o del tabaquismo de papá.

No puedo iniciar una vida muy distinta a la soledad de mi abuela o muy lejana a la indiferencia constante que me han dado todos.

No puedo tener una vida risueña porque las circunstancias no han permitido filtrar la risa y podría pasar el día enumerando.

No puedo continuar legados, pero tampoco puedo negarlos. Es como negar el yugo, digamos; si no está en la constitución esta en la moralidad. E iniciar una vida con un jodido par de antecedentes que me han cargado es la única herencia real y por eso el dolor es tan palpable, es un tema sanguíneo.

La oportunidad esta determinada inclusive por lo biológico, me atrevo a decir.

Maldito árbol genealógico, entonces, y maldita circunstancia, que me tiene en su lista enemiga siempre. No la creo yo, pero me condiciona cada vez que camino.

julio.

Somos tan distintos tú y yo que no podemos apostar al futuro. No podemos apostar al plural. Para mi es tan mágica y palpable la diferencia, para ti es algo visible, pero no lo piensas mucho, está allí y es. Yo nací en el año final de los 90s, tu más a la mitad. Yo tan Bukowski, tan Cortázar, admirando a la generación Beat desde la soledad de mi habitación. Tu tan relatos breves, libros encomendados, tan Orwell, secretamente para mi muy Sartre pero eso ya es visión personal. Lo mucho que te gustarían las fotografías de Mike Brodie, algún día te las mostraré. Tú y tus gustos variados, clásicos del cine y contemporáneos, listas enteras. Yo tan indiferente al cine, mirando películas ocasionalmente, repitiendo los cortos de Wes Anderson como fanática empedernida. Tú y tu realidad de nebulosa, inalcanzable en el análisis instantáneo. ¿Existen probabilidades en el futuro de irrumpir en tu mar? Me remito al radar esta vez.

Leer más “julio.”